Este jueves la Corte Suprema de Justicia emitió un nuevo rechazó al recurso presentado por la defensa de Milagro Sala, para que revise la sentencia a dos años de prisión domiciliaria a la que fue condenada en una causa por amenazas y que ya había sido ratificada por la Suprema Corte de Jujuy.

La referente de la Tupac Amaru fue acusada de realizar dos llamados telefónicos a la comisaría del Barrio Alto Comedero con tono amenazante. Según consta en la denuncia Sala, en aquel entonces diputada provincial, habría llamado para reclamar la devolución de prendas de vestir que le habían sido secuestrada a una persona allegada.

Según la denuncia ante la negativa Sala habría dicho que "son una manga de maricones y que van a tener noticias porque voy a poner una bomba y voy a hacer volar a todos…”. En el segundo llamado, al teléfono celular la comisaria Cabero habría manifestado “son una manga de incompetentes, cuando le ponga yo una bomba me van a conocer a mí, los voy a hacer volar a la mierda, ya me van a conocer”.

Sala fue absuelta en primera instancia pero condenada por la Cámara de Casación, tras la apelación, a la pena de 3 años y dos meses de prisión. La Suprema Corte de Jujuy revisó el caso, ratificó la condena pero la redujo a dos años de prisión domiciliaria.

Ante la decisión de la Corte Suprema de Justicia de no aceptar el nuevo recurso presentado por la defensa de Sala la sentencia quedó firme.

El máximo tribunal del país indicó que "se ha resuelto, reiteradamente, que los pronunciamientos por los cuales los más altos tribunales provinciales deciden acerca de los recursos locales que le son llevados a su conocimiento no son susceptibles de revisión por la vía del recurso extraordinario, salvo que se demuestre una lesión clara a un derecho de raigambre federal o que la sentencia, por sus graves defectos de fundamentación o razonamiento, no constituye una derivación razonada del derecho vigente, aplicado a las circunstancias de la causa".

Y sigue: "En ese marco, el recurso extraordinario federal intentado es inadmisible y, por ello, ha sido bien denegado".

La líder de la agrupación Tupac Amaru se encuentra detenida desde el 16 de enero de 2016 y enfrenta numerosas causas judiciales. La primera detención, ocurrida apenas unos días después de la asunción de Gerardo Morales como gobernador de Jujuy, fue mientras participaba de una protesta.