Además de desmantelar la salud pública en la provincia de Buenos Aires, el gobierno de Cambiemos intentó sin éxito, al igual que en nefastas etapas anteriores, borrar los símbolos de una identidad política con más de 70 años de arraigo en la historia argentina.

Durante la gestión de María Eugenia Vidal, la conducción del Ministerio de Salud, a cargo de Andrés Scarsi, ordenó remover los bustos de Eva y Juan Perón del edificio ubicado en Avenida 53 de la ciudad de La Plata. Un lugar al que el ex funcionario de Vidal frecuentaba poco ya que, como la mayoría del gabinete, gestionaba desde las oficinas de Capital Federal.

En la jornada de hoy, el Ministro de Salud boanerense, Daniel Gollán, encabezó una emotiva ceremonia donde se restituyeron los bustos de dos figuras icónicas en la política argentina. Durante estos años de macrismo, el accionar de Rubén Darío Ibañéz, un trabajador del Ministerio, fue clave para su protección.

“Recuerdo que recibí un llamado de la Subsecretaria de la anterior gestión para tirar los bustos. Eso iba a ser imposible si nosotros, los peronistas, estábamos acá. Así que me ocupé de salvarlos y me los llevé a mi casa. Me ayudaron mis hijos para cargarlos en la camioneta. Hoy están nuevamente en el lugar del que nunca se tendrían que haber ido” relató emocionado Rubén.