El ex agregado cultural iraní en la Argentina y principal acusado por Alberto Nisman en la causa por el atentado a la AMIA, Mohsen Rabbani, brindó una entrevista a Radio 10 donde aseguró que al ex fiscal de la UFI-AMIA "lo mataron porque no tenía pruebas para acusar a Irán".

En ese sentido, Rabbani afirmó que Nisman iba a quedar al descubierto en la sesión de la Cámara de Diputados, en la que explicaría la denuncia presentada contra la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por el Memorándum de Entendimiento con Irán.

"A Nisman lo mataron porque en Diputados se iba a saber la verdad, que es que Irán no tiene nada que ver con el atentado a la AMIA", dijo Rabbani. “Lo mataron para que nadie se pudiera enterar de que tenía las manos vacías, porque a él le pagaba muchísima gente", agregó.

Además, el dirigente iraní preguntó: "¿Por qué no dejan que la gente en Argentina conozca la verdad?", y en la misma frase abonó la teoría del suicidio inducido al afirmar que "es probable que lo hayan inducido a Nisman a que se mate porque no tenía nada de pruebas".

En otro fragmento, Rabbani advirtió que Nisman "estuvo influenciado por Estados Unidos para hacer la denuncia". El ex agregado cultural señaló que Argentina e Irán tenían "buenas relaciones antes del atentado a la AMIA", pero "a los norteamericanos no le gustaban estas relaciones".

En la entrevista radial, el exmiembro de la Embajada de la República Islámica de Irán en Buenos Aires afirmó que "es lamentable que se mantengan las acusaciones" en su contra respecto a su presunto rol como autor intelectual de la voladura de la AMIA y remarcó que son "puras mentiras".