Después del papelón protagonizado por la AFIP, que estableció un aumento retroactivo a enero para 4 millones de monotributistas, el presidente Alberto Fernández tomó cuenta del error y se decidió a llevarle un alivio a trabajadores que, en muchos casos, están muy precarizados (no tienen obra social, por ejemplo). 

En ese sentido, Fernández instruyó al titular de la Cámara baja, Sergio Massa, a que reviera la situación del sector. “Nuestra responsabilidad es unir y proteger a los argentinos. Cuidar a los argentinos es darles la vacuna, es proteger el empleo y a las pymes bajando 5 puntos del impuesto a las ganancias, es cuidar el bolsillo, bajando la cuota del monotributo”, describió por su parte el dirigente peronista en un acto reciente. 

“Tomamos la decisión de bajarle la cuota del monotributo a 4 millones de argentinos a partir del impulso de la ley de recategorización y eliminar toda la deuda que se había generado por los cambios de categoría de la última ley”, insistió. 

“Este es un pasito, una muestra más en el camino de unir y proteger. Argentina va a salir de la pandemia y de la crisis si estamos todos juntos y transformamos las palabras en obras, como hicimos con este puente. Sigamos trabajando para que tengamos a los argentinos vacunados y la capacidad de defender las pymes y el trabajo”, agregó.