Este martes la actriz Moria Casán, que adelantó que este viernes se va a dar la primera dosis de la vacuna Sputnik V, se defendió de las críticas que recibió por elegir vacunarse contra el coronavirus. En esa línea, acusó ser víctima de discriminación, ya que ella es una persona de riesgo al ser mayor de 70 años.

El debate se generó porque la actriz no es personal de salud, aunque la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, argumentó que vacunar a personas famosas puede ayudar a concientizar y generar confianza en la población más reacia a recibirla.

"Quiero denunciar por primera vez en más de 50 años de carrera a quienes usaron mi nombre e imagen hablando tan banalmente acerca de mi persona en una era como ésta, donde el mundo está paralizado por el COVID 19", comenzó en un largo descargo en Twitter.

"Cuando me ofrecieron la vacuna yo dije que sí y pensé en mí, no en concientizar, porque eso es subjetivo, depende de la credibilidad o no hacia mi persona. Pero parecería que la tengo, si no no estaría mi nombre todo el día en cadena nacional", continuó.

Moria Casán on Twitter

Además, defendió su salud como parte de un equipo de trabajo en la obra Brujas que le brinda trabajo a muchas personas. "Comen muchas familias, pero necesitamos estar sanas y protegidas para estar todas las noches en un escenario y en mi nombre denuncio discriminación hacia mi persona porque soy de riesgo", comentó.

"Se me trata con prejuicios, ¿se me estigmatiza por ser famosa? ¡Cuánta ignorancia! Jamás me victimicé, pero esta vez los acuso de ignorantes, prejuiciosos, y de colgarse de mi fama que para ustedes no representa nada porque si consideran que un famoso no representa nada, ¿para qué hablan y usan mi imagen? Usen la de gente anónima que ustedes que son tan éticos andan con GPS para encontrarla", continuó.