Junto a gremios disidentes a la CGT y las tres CTA, Hugo Moyano adelantó en la sede de SMATA que el próximo 30 de abril habrá un paro general. En ese sentido, el líder de los Camioneros anunció que intentará sumar a los gremios del transporte que ya habían decidido una huelga para el 1° de mayo, en rechazo al impuesto a las ganancias.

Durante su alocución, Moyano disparó munición gruesa contra la CGT, por su falta de convocatoria a un paro nacional.  "Los dirigentes gremiales son puestos para defender los intereses de los trabajadores y estos señores (quienes conducen la CGT) ven que despiden y rebajan salarios y no reaccionan", dijo Moyano en su alocución.

En el mismo tono, dijo que "si esta CGT hubiera estado en la época de los militares, todavía estarían gobernando los milicos. Tienen miedo, están cómodos. Después se hacen los violentos".

 "Hoy es una jornada importante porque desde un sector del movimiento obrero vamos a decretar un paro general para el 30 de abril en rechazo a la política económica del Gobierno, que está despedazando al trabajo argentino", dijo Moyano.

 En este contexto, Hugo Moyano sostuvo que "no es serio" el planteo formulado por la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, que esta semana anunció que parará el 1 de mayo.

Por su parte, acompañado de la presencia de bancarios, aeronáuticos y los señaleros ferroviarios, Pablo Moyano anunció la adhesión a la protesta de movimientos sociales y de la Multisectorial 21-F.

En tanto, Hugo Yasky y Pablo Micheli confirmaron la "unidad en la acción". Por su parte, Ricardo Peidro y Hugo Godoy, referentes de la CTA, anunciarán su adhesión este viernes.

A su vez, el secretario de la Unión Tranviaria Automotor, Roberto Fernández, dijo que el transporte público de pasajeros hará paro todos los días feriados hasta que no se modifique el impuesto.

https://www.youtube.com/watch?v=4-vlMjMZMBY