El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, anunció que convocará a un paro general el próximo 30 de abril en rechazo a la política económica del Gobierno. De esta manera, se sumará a la convocatoria de los sindicatos del transporte, que realizarán una medida de fuerza el 1 de mayo. 

"Hoy va a ser una jornada donde un sector muy importante del movimiento obrero va a decretar un paro general para el 30 de abril, en rechazo a la política económica del Gobierno que está despedazando el trabajo argentino", sostuvo Moyano.

Además de Camioneros, se plegarán a la medida de fuerza gremios de la corriente federal, sindicatos de la CTA y otros aliados del moyanismo. Se espera un alto acatamiento. Además, se busca presionar sobre la conducción de la CGT, para obligarla a convocar oficialmente a un paro general.