El periodista Daniel Santoro fue llamado a indagatoria en la causa que investiga una mega red mafiosa de espionaje ilegal. De este modo, deberá comparecer en Dolores el martes 25 de junio a las once de la mañana. ¿Irá?

El juez Alejo Ramos Padilla consideró que “se ha corroborado 'prima facie' no sólo el vínculo de conocimiento y confianza que mantenía con Marcelo D´Alessio, sino su participación y su aporte en las actividades ilegales que llevaba adelante la organización delictiva investigada”. Se trata de un cargo muy complicado para el periodista del Grupo Clarín. Podría quedar procesado. 

Para el magistrado, el rol del periodista era clave en el engranaje para concretar las extorsiones y amenazas. “D´Alessio utilizaba su relación con Daniel Santoro para amedrentar y extorsionar a sus víctimas y las intimidaba con publicaciones periodísticas”, describió Padilla. 

El juez de Dolores considera que a diferencia de otros periodistas que sólo se nutrían de la información que les proveía el falso abogado, en el caso de Santoro “habría tenido conocimiento de las actividades de espionaje ilegal que desarrollaba, sus métodos y contribuía al desarrollo de los planes ilícitos que llevaba a cabo la organización”.

En concreto, se le imputa a Santoro haber colaborado en la extorsión al ex directivo de PDVSA, Gonzalo Brusa Dovat. Según el llamado a indagatoria materializado esta mañana “no sólo habría tenido conocimiento de los métodos intimidatorios y coactivos que fueron ejercidos sobre el ex Director de PDVSA Argentina para que brindara una entrevista en el restaurant Sarkis, sino que su actividad habría estado encaminada a la continuidad del plan pergeñado para que, en contra de su voluntad, Brusa Dovat finalmente formulara una denuncia penal con un contenido direccionado en la Fiscalía Federal del Dr. Carlos Stornelli”, siguió la resolución. 

De manera increíble, anoche, se premió con un Martín Fierro al programa Animales Sueltos. Fue en esa emisión donde convivieron al aire el propio Santoro y D'Alessio. De hecho, se sospecha que juntos espiaron a colegas del programa.