El ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, se reunió con su par de ese distrito, Soledad Acuña, para acercarle una propuesta: entregarle hasta 6.500 dispositivos tecnológicos a los niños, niñas y adolescentes más vulnerables que quedaron fuera del ciclo lectivo virtual y proveer la conectividad necesaria para garantizar su inclusión.

Insólitamente, la Ciudad más rica del país no puede garantizar que un universo pequeño de chicos sigan con las clases a distancia. Por eso, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, querían que esos alumnos retornaran a las escuelas, a pesar de la pandemia de coronavirus. Por día, CABA tiene casi 2000 nuevos contagiados. 

El encuentro tuvo lugar este mediodía y sirvió para que el funcionario nacional propusiera acciones coordinadas para garantizar la continuidad pedagógica y la contención psicosocial los alumnos vulnerables con bajo o nulo contacto con la escuela desde que se suspendieron las clases presenciales. En acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Social ENACOM, Educar SE y la UBA, el Estado Nacional y la universidad se pusieron a disposición recursos orientados a llevar adelante políticas socioeducativas.

“Nuestro país necesita del diálogo responsable, escuchar la mirada del otro, de respeto también de los caminos acordados, por eso presentamos esta propuesta de colaboración estrecha con la Ciudad para fortalecer la presencia de la escuela en los hogares sin poner en riesgo de contagio a nuestras infancias”, remarcó por su parte Trotta.

Y agregó: “Seguiremos dialogando en la construcción del regreso a las aulas en la Ciudad, como lo estamos haciendo en todo el país en el marco del Consejo Federal de Educación, para estar listos cuando la situación epidemiológica lo permita”.