El primer candidato a diputado bonaerense de Juntos, Diego Santilli, se le cruzaron las causas de espionaje de Mauricio Macri. "El Colo" publicó un tuit para defender al expresidente, imputado en la causa por el espionaje a familiares del ARA San Juan, en la que esta mañana tendrá que prestar declaración indagatoria. Sin embargo, se confundió con otra en la que él es querellante y se investiga al fundador de la alianza opositora por espiar a familiares y políticos. 

Tras el fallido, Santilli borró el mensaje y lo reconoció con argumentos también confusos entre "corregir" y "eliminar": "Nos disculpamos. En el tweet anterior hubo un error involuntario. Ya fue corregido y eliminado." 

El mensaje estaba dentro de un hilo en el cual se muestra al candidato, al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; a la primera candidata a diputada por CABA, María Eugenia Vidal; al intendente de Vicente López y primo del ex presidente, Jorge Macri, y a la compañera de lista de Santilli, Graciela Ocaña. El único que sonríe es Macri.  

El mensaje borrado por Santilli decía: "Yo soy querellante en esta causa y me consta que Mauricio no tiene nada que ver con estas acusaciones". Sin embargo, él al igual que su jefe político, Horacio Rodríguez Larreta, son querellantes en otra causa en la que se investigan 300 hechos de espionaje y tiene alrededor de 100 querellantes.

La causa se  comenzó tramitando en los juzgados de Lomas de Zamora, pero por pedido de los investigados pasó a Comodoro Py. Una estrategia similar a la que Macri intenta con la causa del ARA San Juan. 

Tweet de Diego Santilli

El tuit fallido también aseguraba que la causa que tiene al expresidente imputado por otro acto de espionaje "tiene un evidente tinte político" y "ocurre en plena campaña electoral". 

El grueso error, evidenció que el mismo objetivo tenía el mensaje del hasta hace poco vicejefe porteño. Luego Santilli brindó nuevas declaraciones en defensa del fundador de Cambiemos, no coinciden con la postura que tomó cuando se enteró de la causa de espionaje en la que sí es querellante. 

“A mi me cuesta creer que Macri tuviera algo que ver, yo creo que no está involucrado, por bueno, esperemos”, había afirmado, cauteloso, en junio del año pasado, cuando aún era vicejefe de gobierno porteño. 

El fallido de Santilli no es el primero en los últimos días de campaña. El lunes, durante una entrevista con Radio Con Vos, el candidato quiso repetir el libreto de los economistas ortodoxos en el que responsabilizan a la emisión monetaria por la inflación, pero no tuvo argumentos para explicarlo. 

“¿Cómo lo mido? En la calle. ¿Cómo lo puede medir cualquier ciudadano? Con lo que puede ir a comprar”, fueron los flojos argumentos del exvicejefe de gobierno porteño.