Nuevamente, la opacidad y el secreto en que se maneja el ex presidente Macri para moverse a gusto en plena pandemia de coronavirus ponen en tela de juicio cuáles son las verdaderas motivaciones que lo llevan a escapar de la Argentina con declaraciones y presuntas reuniones políticas de por medio.

Es que viajó a París, Francia, y al llegar habló con la prensa allí y dijo que "va a llegar a Zurich (Suiza) para trabajar". Antes de esas declaraciones, y más aún luego de ellas, se hablaba de que el propósito sería reuniones por la Fundación FIFA, de la cual es presidente de la mano del titular del ente del fútbol mundial, Gianni Infantino.

Sin embargo, según revelaron las fuentes oficiales no se pronunciaron sobre la agenda de Macri pero "extraoficialmente desde Zurich dicen que por ahora no hay ninguna agenda prevista" del líder PRO con la Fundación FIFA. Incluso no hay novedades acerca del partido de estrellas para juntar fondos para la lucha contra el coronavirus del que se hablaba en marzo.

"Consulté si hay un encuentro previsto entre Gianni Infantino y Macri, que tenía que darse en marzo, prepandemia, y tampoco", señaló un periodista deportivo, antes de hacer referencia a los intercambios de favores entre el ex mandatario y el jefe de la FIFA: "Infantino le debe bastante a Macri, porque lo puso en el G20. Pero éste le devolvió el favor, le entregó un premio. Y después lo nombró presidente de la Fundación FIFA".

Fuente: Política Argentina