A una semana de dejar el gobierno, el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, emitió un comunicado donde rechaza de lleno el proyecto impulsado por el oficialismo para declarar la emergencia nacional por un año.

Para lo que quedó de Cambiemos en la Cámara de Diputados, la iniciativa "busca prácticamente desguazar el Congreso a través de una enorme delegación de facultades". Además, en diálogo con los medios aclaró que "no hay tierra arrasada" sino sólo "un problema".

Según informó El Destape, antes de llegar a las reuniones con otros integrantes del bloque y los interbloques, Negri afirmó que "el Congreso recuperó después de 16 años facultades" y que no están "dispuestos a que entregarlas". Y profundizó: "Hay temas técnicos que hay que ver, pero habrá que verlo. Tranquilos que vamos a actuar con mucha responsabilidad, vamos a hacer la oposición que no tuvieron con nosotros cuando llegamos".

"Lo que no me gusta y me sorprendió es que vengan con una ley que en el artículo 1 dice, igual que en el 2001, 'emergencia pública, económica, financiera...". No, no hay tierra arrasada, acá hay un problema", reflexionó.

Minutos antes, el diputado había emitido un comunicado en el que puntualizó su enfoque contra las nueve medidas de emergencia plasmadas en el proyecto. "Observamos, con preocupación, que quieren llevarse facultades hasta prácticamente desguazar al Congreso. Además, advertimos que, en muchos casos, las pretendidas cesiones de algunas facultades establecidas en el proyecto de ley son rayanas con la inconstitucionalidad", había explicado.

"Además, advertimos que, en muchos casos, las pretendidas cesiones de algunas facultades establecidas en el proyecto de ley son rayanas con la inconstitucionalidad", escribió.

"No puedo dejar de manifestar mi preocupación porque en las conversaciones informales con los jefes de la bancada oficialista nos habían asegurado que el proyecto no contenía super poderes ni delegación de facultades y ha ocurrido exactamente al revés. La gente votó equilibrio de poder y el Gobierno, lamentablemente, está buscando una concentración de poder", subrayó.

Al hacer un análisis alguno de puntos claves de la iniciativa, Negri dijo que "los grandes perjudicados de la norma enviada por Alberto Fernández son los jubilados, pese a que dijeron que eran los principales beneficiarios. Suspender la fórmula que establece la manera de calcular la movilidad previsional por seis meses no garantiza que los jubilados vayan a mejorar su situación con respecto a la ley de movilidad que se sancionó en 2017 en este Congreso”.