Increíble pero real. Durante su gobierno de Mauricio Macri, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) desplegó un sistema ilegal de escuchas que incluyó opositores y también a dirigentes oficialistas. Se investiga si se trató de agentes "sueltos" o en realidad fue un sistema implementado desde el sillón más importante de Casa Rosada. 

Ahora, ya lejos del poder, el ex presidente no perdió las mañas. Le pidió al juez a cargo de la causa en su contra que revise los celulares de los fiscales que lo 
investigan. El juez desestimó el pedido por absurdo. 

Mirá el informa de C5N sobre el tema. Un Macri nada original...