Otra provocación más y van... El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pronunció este martes una frase homofóbica para referirse a la pandemia de COVID-19: “Brasil tiene que dejar de ser un país de maricas, todos nos vamos a morir”, dijo. Hasta el momento, el país vecino tiene más de 160 mil muertos por coronavirs. 

“Todo ahora es pandemia, hay que acabar con eso. Lamento los muertos, los lamento. Todos nos vamos a morir un día, aquí todos van a morir. No sirve de nada huir de eso, huir de la realidad. Tienen que dejar de ser un país de maricas. Tenemos que enfrentar de pecho abierto, luchar”, dijo el mandatario en el Palacio del Planalto, sede del gobierno federal.

Las declaraciones tuvieron lugar durante un discurso oficial sobre el turismo. “Ustedes se fueron al suelo en esa pandemia, que fue sobredimensionada”, dijo a los presentes, en referencia al golpe que a sufrido la industria turística a nivel mundial como consecuencia de las restricciones sanitarias impuestas este año.

La pandemia de COVID-19 ha dejado más de 160.000 muertos y 5,6 millones de casos positivos en Brasil. Es el país con los peores registros a nivel mundial.