"Todavía no estamos preparados para reabrir guarderías y escuelas”, advirtió la canciller de Alemania, Angela Merkel, en respuesta al número alto de contagios por COVID que hay en ese país europeo. La mandataria aclaró que todavía no saben cuándo será el momento de regresas a las clases presenciales. 

La mandataria alemana recalcó el trabajo que ha significado trasladar las clases al sistema virtual diciendo que “cuidar y enseñar a los hijos desde casa, ayudar a los hijos mayores con las plataformas de enseñanza digital es un gran esfuerzo”.

“Los departamentos se convierten en un patio de recreo, aula escolar y lugar de trabajo en un solo espacio. Se necesitan buenos nervios”, afirmó y sostuvo que los niños y los jóvenes tienen que prescindir de “muchas cosas que son importantes y agradables en esta etapa de sus vidas”.

Además, Merkel en su comunicado instó a la ciudadanía alemana a mantener la distancia, seguir con las normas de higiene y usar mascarillas, sobre todo por la peligrosidad de la nueva cepa de coronavirus: “Por eso tenemos que ser cuidadosos y cautelosos a medida que avanzamos en las próximas semanas” advirtió.