Cristina Kirchner es operada hoy de una histerectomía total en el Sanatorio Otamendi. Se trata de una cirugía programada para extirparle el aparato reproductivo en forma completa. Según fuentes de su entorno, la operación a la que fue sometida la expresidenta no responde a ninguna emergencia médica. 

Según trascendidos, no se conoce oficialmente el diagnóstico inicial que llevó a esta decisión médica, pero trascendió que se trataría de la aparición de un pólipo “sospechoso”.

La vicepresidenta Cristina Kirchner llegó esta mañana, alrededor de las 6:45, al Otamendi, en medio de un fuerte operativo de custodia. “Gracias. Chau. Hasta luego”, se limitó a decir la titular del Senado a los periodistas que esperaban en la puerta de su departamento en Recoleta.

Se espera que en el transcurso de la tarde se conozca el primer parte médico. Aunque no se sabe todavía a qué hora exactamente será la intervención, fuentes extraoficiales aseguran que entrará al quirófano al mediodía y que la operación podría llevar, en total, unas 5 horas.

Se adelantó que el alta de Cristina Kirchner llegaría hacia el fin de la semana, ya que es una intervención que requiere de entre 3 y 5 días de reposo estricto.