Vecinos del country Ayres del Pilar, adonde se trasladaría el empresario Lázaro Báez una vez que se implemente la prisión domiciliaria, salieron anoche a manifestarse contra esa alternativa.

Y ahí estaban las cámaras de “Telenoche”. Pero justo en el momento en que le dieron aire a la movilera, la manifestación estaba en calma, por lo que a ella no se le ocurrió mejor idea que pedir “por favor” que sigan cantando.

Cuando María Laura Santillán le pidió que describiera la situación que allí se vivía, la movilera se lamentó porque “justo han dejado de cantar”, tras lo cual, dirigiéndose a los manifestantes, no dudó en arengarlos: “Les pido por favor que sigan cantando”, y de inmediato los vecinos indignados corearon “No queremos chorros!”.

Fuente: Info135