El Tribunal Federal N1, por unanimidad, estableció la excarcelación de Julio De Vido, el ex funcionario kirchnerista. Estaba con prisión domiciliaria hace tres meses. Es por la causa de Río Turbio.

Es tan irregular la situación de De Vido, que el propio fiscal Osorio cambió su postura y autorizó al dirigente peronista a la excarcelación. La pregunta que hay que hacerse es la siguiente: ¿Por qué ahora se establece su liberación, cuando la causa sigue igual?

La liberación de De Vido se vincula con lo que digo el periodista macrista Carlos Pagni, quien reconoció que los jueces federales habían detenidos a ex funcionarios kirchneristas por presión de los medios de comunicación.