El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, contó en una entrevista que mantuvo una conversación "entre compañeros" con el ex vicepresidente Amado Boudou y le comentó un asunto que debían resolver sobre en la provincia por el nivel de endeudamiento que tienen los empleados públicos. El ex ministro de Economía le dio un consejo sobre qué podía hacer. 

Esa simple conversación fue transformada por el Grupo Clarín y La Nación en una noticia de que el ex funcionario iba a trabajar como asesor de Quintela. Fake news...

En la entrevista con Somos Radio, el mandatario riojano relató: “Ayer estábamos conversando con el compañero Amado (Boudou), donde le contábamos que necesitábamos resolver un temita en particular, que queremos desendeudar al sector público, a los empleados público”; y advirtió que los trabajadores estatales riojanos “tienen su salario comprometido con las financieras encubiertas (como Garbarino) que con sus intereses dejan comprometido el salario de los trabajadores”.

El consejo del ex funcionario fue en línea a que el Banco La Rioja “compre la deuda que los trabajadores tienen, dándole un crédito a una tasa muy blanda y pagarán la deuda con un interés anual del 10%”. “Le consultamos a Boudou, me djio que íbamos a ir a la vanguardia y producir algo que nunca se hizo y nosotros lo podemos hacer sin perder plata”, enfatizó.

“Yo tengo un aprecio especial por él. Nos ayudó muchísimo cuando estuvo en ANSES. Ayer me emocionó verlo, verlo bien, verlo con esa sonrisa. Si me está escuchando, quiero enviarle un saludo enorme. Yo nunca me avergoncé de los compañeros que sufrieron persecuciones”, valoró el gobernador.