En el día de hoy, el principal diario brasilero, Folha de São Paulo, publicó un artículo informando sobre las manifestaciones organizadas en Buenos Aires contra la visita del presidente brasileño Jair Bolsonaro.

Para el artículo, la corresponsal Sylvia Colombo dialogó con los dirigentes del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Gabriel Solano, legislador porteño por el Partido Obrero, y la diputada Myriam Bregman, del Partido de los Trabajadores Socialista (PTS). Conforme Folha, la diputada señaló que "gane quién gane" las próximas elecciones, los ajustes en Argentina "se profundizarán". 

"Existen ajustes similares (a los de Bolsonaro) que ya están en curso en Argentina y que se van a profundizar después de las elecciones. Por lo tanto, marcar una posición contra las reformas en Brasil también es una forma de fortalecernos aquí en Argentina, en caso de que Macri o la oposición kirchnerista ganen", describió Bregman al diario brasilero. La diputada agregó que marcharán contra la visita de Bolsonaro para confraternizarse con los brasileros "en la lucha contra los ataques neoliberales que están ocurriendo tanto en Brasil como en Argentina".

Por su parte, Gabriel Solano declaró "vemos a Bolsonaro como un representante de Trump en América Latina, que puede influenciar en la decisión de apoyar una invasión norteamericana en Venezuela. Más allá de eso, tememos que la reforma jubilatoria que Bolsonaro quiere hacer en Brasil estimule a Macri a hacer la nuestra más restricta. Bolsonaro es una mala influencia para Argentina y América Latina".

En 2015, en plena campaña electoral por el balotaje, el Frente de Izquierda sorprendió a todos al llamar a votar en blanco, a pesar de que uno de los candidatos era nada menos que Macri. "Son lo mismo", recordó el dirigente trotskista Nicolás del Caño.