El periodista Eduardo Feinmann participó de una audiencia con la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner, quien le inició una demanda civil luego de que el columnista de Animales Sueltos la acusara de "coimera". 

Feinmann le pidió perdón a CFK pero le pidió al juez Juan Manuel Converset que no quedara registrado. Como el magistrado no accedió, seguirá la causa y habrá juicio por daños y perjuicios. 

"Me contaron que temen que dentro del entorno de la coimera, digo coimera a la señora porque está imputada por coimas", había mentido Feinmann en televisión. Después pidió perdón pero ya es tarde. 

Durante la audiencia, CFK aceptó que Feinmann no se retractara públicamente, pero exigió que quedara registrado en el expediente. Como el periodista macrista no aceptó, seguirá el juicio.