Hace solo 48 horas, la Unión Argentina de Rugby (UAR) decidió suspender a los jugadores Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino por sus "comentarios discriminatorios y xenófobos", realizados hace unos años.

"La UAR repudia enérgicamente los comentarios discriminatorios y xenófobos publicados por integrantes del plantel de Los Pumas en las redes sociales", escribió la organización para explicar la sanción que incluyó la quita de la cinta de capitán para Matera. Además, aseguró que iba a iniciar una investigación sobre lo que había ocurrido. 

Sólo dos días después, la UAR decidió levantar la suspensión a los tres jugadores y restituyó la capitanía de Matera. Un papelón mundial. 

Según trascendió, entre 2010 y 2012, los jugadores escribieron en sus redes personales mensajes muy violentos, cargados de odio. "Linda mañana para matar negros", escribió, por ejemplo, Matera. "¿Qué es una mucama que tiene trillizos? Un kit de limpieza", fue el escrito de otro de los rugbiers.