En un informe titulado "Incidencia de la pobreza y la indigencia en 31 aglomerados urbanos", el Indec dio a conocer los números de la pobreza. y reveló que durante el segundo semestre de 2018 el número de personas pobres creció al 32%, frente al 25,7% del mismo período del 2017. En el primer semestre del año pasado había sido 27,3%.

Se trata de 14,3 millones de personas en el país bajo la línea de la pobreza. Casi 3 millones más que el año anterior, cuyos ingresos no alcanzan para cubrir los servicios básicos.

Por otra parte, la indigencia trepó al 6,7%, frente al 4,8% del mismo período de 2017. Se trata de familias que no tienen ingresos suficientes para hacer frente a las necesidades alimenticias y están por debajo de la pobreza. Hasta diciembre del año pasado, había cerca de 3 millones de personas por debajo de la línea de indigencia, 870.000 más que los que pasaban hambre en el segundo semestre del año anterior.

Cabe aclarar, que el organismo informa la cantidad de pobres e indigentes en los 31 conglomerados urbanos en los que mide. Por eso, los 8,9 millones de personas pobres informadas se convierten en 14,3 millones al extrapolarlo a todo el país. Lo mismo ocurre con la indigencia, ya que la cifra informada por el Indec indica que en los 31 conglomerados hay 1,86 millones de personas que no cubren sus necesidades alimenticias.

Al respecto, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, brindaron una conferencia de prensa. "Mantenemos y confirmamos el rumbo de nuestro programa económico", afirmó Sica. Por su parte, fiel al estilo Cambiemos, Stanley señaló: "Triste como fue ayer, como fue hace un año, porque la pobreza en la Argentina está hace muchos años".