Acompañado del gobernador de Tucuman, Juan Manzur, la vicepresidenta Gabriela Michetti y el Jefe de Gabinete Marcos Peña Braun, el presidente Macri fue hasta la Casa Histórica de San Miguel de Tucumán, en el marco del 202º aniversario de la Independencia.

Una vez allí, precedido por un homenaje a los próceres de la Nación argentina y la firma del Presidente como “visitante ilustre”, los presentes entonaron el Himno Nacional Argentino interpretada por la música militar de Sargento Primero Pedro Bustamante del Liceo General Araoz de Lamadrid, y se dio paso al acto oficial donde Macri realizó un breve discurso.

Fiel a su estilo, Macri empezó el discurso haciendo referencia a “la mentira” de gestiones anteriores, y remarcó: “Los argentinos tenemos que ser recordados como hombres de verdad, que se pusieron a trabajar en equipo por el país y su gente”. 

En este sentido, Macri sostuvo: “Vamos por un país de dialogo y respeto, donde se cuida lo que es de todos y se trabaja lo mejor de cada uno para lograr nuestras metas”, y siguió: “Esa Argentina estamos construyendo hace 2 años y medio, esos valores defendemos y hoy queremos afianzar”.

Más adelante reconoció el momento de crisis que vive la Argentina producto de la corrida cambiaria de las últimas semanas, que Macri en búsqueda de explicar los motivos que hicieron necesarios para desatarla, volvió a recurrir a metáforas climáticas. “Estamos pasando una tormenta fruto de muchas circunstancias. Entre ellas hay temas de nuestra propia gestión, de los mercados externos y de las políticas tomadas por gobiernos anteriores. Pero debemos tener confianza porque sabemos a dónde vamos y cómo vamos a lograr las metas que nos hemos impuesto", advirtió. En la misma línea señaló que, “Es importante entender que pueden variar los factores, así como varía el clima de la navegación, pero el rumbo del barco está claro y sigue siendo el mismo”, afirmó luego de pedirles a los argentinos un mayor sacrificio. Es la primera vez que Macri reconoce a su "propia gestión" como causa de la crisis que sacude su gobierno.

En esa línea, fomentó nuevamente el emprendedurismo y la meritocracia. Calificó al suyo como un “gobierno federal que impulsa el desarrollo de forma integral” y luego aclaró que lo “hace a través de un plan orientado a generar más empleo privado para los argentinos, estimulando su creatividad y su libertad”. Más adelante, el mandatario ensayó unas breves palabras para resaltar al rol de la mujer en la historia del país: “Mujeres valientes, tenaces, heroicas que también decidieron sumarse a la revolución y hacer un aporte para cambiar la historia para siempre”, dijo y agregó: “Quiero que hoy las recordemos especialmente a ellas y ratifiquemos nuestro compromiso por la igualdad. Sigamos trabajando juntos para lograrla y saldar esta deuda”

Por último, les habló a los empresarios a los que les pidió apoyo y dijo: “Sepan que de este lado no hay un Estado que aplasta y pone trabas, sino que allana el camino para que puedan crecer y aumentar su productividad porque creemos que es fundamental que haya previsibilidad. Entre todos tenemos que generar ms trabajo, porque el trabajo digno es también justicia social”.