En un muy escueto parte médico difundido este viernes por después de las 13, el Sanatorio Otamendi informó que la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, evoluciona favorablemente luego de que el jueves pasado se le practicara una histerectomía ampliada por vía laparoscópica.

"La Dra. Cristina Fernández de Kirchner cursa el primer día de posoperatorio y continúa con una buena evolución clínica" indica el parte médico y señala que "se mantienen los controles de rutina post quirúrgicos"

La intervención fue decidida luego de que se le detectara un pólipo que fue analizado en laboratorio y el Otamendi informó ayer que tras la evaluación de rigor se constató que presentaba "características benignas", mientras que el "resultado definitivo del examen histopatológico se emitirá la semana próxima".

El procedimiento quirúrgico que se le realizó a la titular del Senado consiste en la extirpación del útero, que puede ser parcial o total, e incluir trompas y ovarios.

Al llevarse a cabo por la vía laparoscópica, se aplicó una técnica basada en la utilización de pequeños tubos que se insertan en el abdomen, lo que permite hacer incisiones más pequeñas, genera menos trauma y reduce el riesgo de infección.