La ex ministra de Seguridad durante el gobierno de Mauricio Macri, Patricia Bullrich, volvió con un discurso ultra, esta vez contra los docentes. Dijo que son una "traba" para el avance de la educación y pidió que los echen si no quieren dar clases en medio de la pandemia de coronavirus. “El que no va, tendrá que ser reemplazado”, aseguró. 

En su paso por Todo Noticias, la señal ultramacrista, la presidenta del PRO consideró que “no se puede decir que hasta que no se vacune a los docentes no van a haber clases” presenciales porque para ella “la Argentina no puede perder dos años de educación”.

"Los docentes han sido la traba más grande para el avance de la educación”, insistió Bullrich. 

Después, cargó contra las organizaciones que representan a los trabajadores de la educación. “La sociedad argentina necesita terminar con estos sindicatos obstruccionistas de una vez por todas. No podemos seguir conviviendo. Declaremos a la educación servicio esencial, como establece el proyecto que acaban de presentar los senadores (de Juntos por el Cambio), y docente que no va, tendrá que ser reemplazado. Seamos drásticos porque la Argentina no puede perder dos años de educación”, explicó. No aclaró por qué no lo hicieron durante el gobierno de Cambiemos y menos aún porque esa gestión le bajó el presupuesto a una área tan sensible.