La presidenta de PRO, Patricia Bullrich, fue denunciada por "ofensa a un símbolo patrio" este miércoles por sus dichos sobre la soberanía argentina en las Islas Malvinas y la vacuna Pfizer. Para la referente del Juntos por el Cambio, el gobierno de Alberto Fernández tendría que entregar el archipiélago a cambio de recibir las vacunas contra el coronavirus de la farmacéutica norteamericana. "Se las podríamos haber dado", aseguró en diálogo con periodistas macristas. 

La denuncia fue interpuesta este miércoles en los tribunales de Comodoro Py por la abogada Valeria Carreras por “haber incurrido en la ofensa a un símbolo patrio”, cuya figura delictiva se deberá determinar en la causa. Tras el sorteo, la denuncia recayó en el juzgado a cargo de Julián Ercolini.

Para la abogada nuevamente la denunciada incurre en “un tono irrespetuoso, que denota el desdén y la falta de respeto a mucho más que dos Islas, sino que es una indiscutida bandera de la Patria”.

“Al referirse de esa forma a NUESTRAS ISLAS MALVINAS, a la fecha usurpadas, está faltando gravemente el respeto a los Argentinos que dejaron su vida allí luchando por recuperarlas Referirse de modo irrespetuoso, e incluso con desprecio evidente, lesiona la política exterior en materia de SOBERANIA SOBRE NUESTRAS ISLAS MALVINAS”, dice la presentación.

Carreras dejó a criterio del juez del Juez y Fiscal instruir las medidas de instrucción pertinentes a fin de dar con el tipo penal adecuado a semejante ofensa a la Nación, “ofensa a los que fueron a la Guerra por Malvinas en 1982, y a los que día a día sentimos la PATRIA en cada acto y cada gesto, por lo cual nos ha mancillado a todos, lo cual no puede quedar impune”.

“La gravedad de sus dichos no solo pasa por el contenido, sino por haber sido proferidas por la titular del partido político más importante de la oposición y por liderar la coalición que representa Juntos por el Cambio, siendo entonces más grave aún cada una de sus palabras”, concluyó la letrada.