La ex ministra de Seguridad protagonizó un papelón en A24 cuando intentó negar el pago que le hicieron al testigo arrepentido Alejandro Paul Vandenbroele para que declare contra el ex vicepresidente Amado Boudou en la causa por la venta de la imprenta Ciccone. La ex funcionaria primero negó el pago, después dijo que era bajo para hacer una inversión como hizo Vandenbroele y por último acusó al periodismo por publicar "información reservada". 

"¿Le pagaron o no le pagaron dos millones de pesos a Vanderbroele?", preguntó Eduardo Feinmann, quien luego manifestó que como "contraprestación" al dinero que le entregaron, Vandenbroele declaró en contra de Boudou. La actual presidenta del PRO atacó al periodismo: "El sistema de protección de testigo está sacando información para dar la dirección de Vandenbroele, ese es un delito, pero es incluso el único delito para periodistas". 

"¿Pero le pagaron para que declarara en contra de Boudou y meterlo preso?", redobló el conductor en referencia a la investigación y muestra con documentos el pago.  "No eso es una locura. La ley del arrepentido fue una bomba atómica para el kirchnerismo", sostuvo y luego se corrigió: "Para la Argentina fue muy importante, no sólo para el kirchnerismo".

Para evitar responder si pagaron dos millones de pesos a Vandenbroele, Bullrich insistió al decir que era un delito entregar "información de qué actividad estaba desarrollando Vandenbroele" y apuntó contra el Ministerio de Justicia que dirigía Germán Garavano: "El segundo tema es que el sistema de protección de testigos, yo no sé porque no era del Ministerio de Justicia, le haya pagado a Vandenbroele como se le da a cualquier arrepentidos que se le paga por mes o se la da una vivienda". 

Luego Bullrich para desviar el tema sostuvo que "con dos millones de pesos en la Argentina nadie invierte en un hotel". Más adelante la ex funcionaria manifestó que "es mentira" que le hayan dado esa suma de dinero. Sin embargo, Iezzi le recordó que había documentos oficiales que lo probaban y en ese momento Bullrich respondió: "pero todo arrepentido tiene un subsidio mensual, porque no puede trabajar". 

Fuente: El Destape