El frente Cambiemos conformado por el radicalismo y el PRO de Mauricio Macri pasa por una de sus peores crisis. Golpeados por los dichos de la diputada Elisa Carrió, el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, cuestionó el rol del partido dentro del Gobierno y aseguró: “No hay argumentos para sostener Cambiemos".

En una entrevista que brindó a Futurock, al ser consultado por los dichos de Carrió, Sappia dijo que “es un dislate más al que nos tiene acostumbrados”, y disparó: “Lo que dijo Carrió la semana pasada es un hito más dentro de una serie de situaciones que, evidentemente, demuestran que no hay una voluntad de considerar a la UCR como una parte integrante de Cambiemos”.

Además, resaltó que en la reunión “de los gobernadores radicales con el presidente” Mauricio Macri en la Casa Rosada y en la Quinta de Olivos, Alfredo Cornejo “asiste como gobernador de Mendoza y no como presidente del Comité Nacional” del partido centenario.  En la misma línea aclaró que Cambiemos “es una coalición electoral que a veces asume características parlamentarias, pero no es una coalición de gobierno”.

Para el radical, máxima autoridad del principal órgano deliberativo y resolutivo del partido, su espacio no ha “participado en la toma de decisiones” del oficialismo y dijo que la alianza “no ha funcionado como debiera”: “Hay algunos radicales designados por el Presidente en funciones públicas, pero no ejercen una representación específica de nuestro partido”, remarcó Sappia y adelantó que mientras sigan “siendo considerados unos simples compañeros de ruta o simples socios menores”, no tiene “argumentos para sostener la continuidad” de la coalición que sostiene al gobierno.

“Siempre existe la posibilidad de que se rompa, como de que no se rompa Cambiemos. Voy a rescatar las palabras de (Leandro) Alem: ´Que se rompa, pero que no se doble´. Y en este momento está bastante doblada”, advirtió.