Marcos Peña subió a su cuenta de Instagram una foto que muy pocos podrían haber imaginado semanas atrás. "Se acabó el mito de que solo el peronismo puede gobernar", señalaba con soberbia el Jefe de Gabinete. ¿Qué dirá ahora que Macri salió corriendo a buscar a un justicialista ortodoxo para que lo acompañe en la fórmula?

La imagen en cuestión muestra a Peña a los abrazos con Miguel Pichetto en Olivos. "Bienvenido Miguel", escribió. La respuesta de los usuarios ultramacristas no se hicieron esperar.

"¿Qué pasó Marcos?", preguntó un seguidor de Cambiemos. "Yo los vote, aquí estoy como todos ustedes, horrorizada! Y todo culpa de este tipo!", siguió otra usuaria. "¿Votar a un peronista? ¡Jamás! Pensé que ustedes eran otra cosa", continuó en la misma línea otra macrista. 

Como los insultos se continuaban en Instagram el Jefe de Gabinete debió bajar la foto, que volvió a subir un rato antes pero esta vez mandó a sus trolls para que "festejaran" el anuncio en los comentarios. El mal momento ya había pasado...