La empresa Penalty anunció que impulsará la fabricación de botines y de indumentaria en la Argentina con la reactivación de tres fábricas y la contratación inicial de 150 trabajadores. Desde la firma emblema del fútbol argentino informaron que tienen perspectivas de expansión y que buscan dinamizar el mercado en todo el país. 

En un comunicado anunciaron que comenzarán a producir 15.000 pares de botines mensuales, un calzado en el que la empresa es referente para jugadores de fútbol y también retomarán la fabricación de indumentaria.

Desde la firma comunicaron que para la producción reactivarán tres plantas en el país, cada una responsable de la elaboración de un segmento específico de la empresa. "La primera se ubicará en Chivilcoy, en la provincia de Buenos Aires, y las otras dos estarán en el barrio porteño de Agronomía y en la localidad bonaerense de Olivos. Se generarán, así, unos 150 puestos de trabajo iniciales", informaron. 

El martes, las autoridades de la empresa visitaron la planta de Chivilcoy junto al Secretario de Industria y funcionarios nacionales y provinciales, donde ultimaron detalles para la pronta puesta en marcha de esta nueva etapa de producción en el país. 

"Nuestro objetivo es impulsar la producción nacional mediante, ensamble de partes y componentes, como suelas y capelladas, como así también productos terminados 100% nacionales orientados al calzado e indumentaria. Nuestro retorno es apostando a la industria nacional y generando mano de obra y puestos de trabajo, tanto en la industria como así también en los comercios de todo el país", informó Emerson Shiromaru, Presidente de Penalty Argentina. 

Penalty desembarcó en el país en 1998 y luego logró un importante crecimiento en el mercado local. En diciembre de 2018, sufrió el efecto de una apertura importadora y debió cerrar sus fábricas de Florencio Varela. En marzo de 2021, la empresa de capitales argentinos Bicontinentar Footwear Technologies volvió a reabrir la fábrica que pertenecía a Paquetá, donde Penalty producirá sus botines para abastecer al mercado interno.

¨Estamos muy contentos de anunciar el regreso de la producción en el país. Este logro es el resultado de nuestra alineación con el gobierno argentino, representado por Daniel Scioli, embajador de Argentina en Brasil, quien fue muy receptivo y ha brindado un gran apoyo para la viabilidad de este proyecto, y para el desarrollo y crecimiento económico entre ambos países", afirmó Emerson.

La empresa fue funfada en San Pablo en 1970 y desde hace 23 años está en la Argentina, donde fue sponsor de equipos de fútbol como Argentinos Juniors San Lorenzo de Almagro, Velez Sarfield, Club Atlético Tigre, Nueva Chicago, Chacarita Juniors, Banfield, Gimnasia y Esgrima La Plata, Talleres de Córdoba y Sarmiento de Junín.

Además, Penalty es el balón oficial de muchas ligas, torneos y escuelas de fútbol a lo largo del país como así también del Torneo Federal de la AFA.

Fuente: El Destape