Los hermanos Pérez Companc forman parte de de la cuarta familia más rica de Argentina. Tienen un patrimonio de 2700 millones de dólares. Sin embargo, lograron algo escandaloso: que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) avale durante 2018 que no tienen que pagar el impuesto a las Ganancias. Los ricos no piden permiso. 

Según contó el portal elDiarioAR el caso fue analizado durante el gobierno del empresario Mauricio Macri, quien integra otra de las familias más ricas del país. Se concluyó que los Pérez Companc no debían pagar impuesto a las Ganancias gracias a un entramado de sociedades en el exterior. Vale todo.  

"El caso estuvo bajo análisis durante siete años, entre 2011 y 2018, y dividió a dos áreas centrales del fisco: la Dirección General Impositiva (DGI) y el área jurídica de la AFIP. La investigación se centró en un caso testigo: Jorge Pérez Companc, el mayor de los siete hermanos, quien, para los investigadores, no pagó ganancias al menos durante el periodo bajo análisis, entre 2010 y 2015", reseñó la periodista Emilia Delfino. 

Sin embargo, el área jurídica de la AFIP terminó dictaminando en sentido contrario y el caso se cerró. El patrimonio de la familia está declarado en US$2.700 millones, de acuerdo con el ranking de la revista Forbes de julio de 2020, que los ubicó en el puesto número 4 de los más ricos del país. 

Desde el entorno de la familia esgrimieron un argumento insólito: aseguraron que la estructura de empresas en el exterior no buscó evadir impuestos en el país sino que apuntó a “reorganizar el patrimonio de la familia".