Días atrás el ex presidente Mauricio Macri había sido aislado producto de un contacto estrecho de coronavirus. Hoy, tras presentar un PCR negativo, se encuentra de vacaciones en España presentando su libro "Primer Tiempo", participando de actividades de la FIFA y hasta tiene programado pasear en yate por el Mediterráneo con el ex de su esposa, Juliana Awada. 

El pasado miércoles Macri fue parte de la Mesa de Cambiemos que mantuvo contacto estrecho con el diputado Juan Manuel López, de la Coalición Cívica, quien dos días después del encuentro y habiendo concurrido al Congreso, reveló que había dado positivo. 

Sin embargo, tanto Macri como Horacio Rodríguez Larreta decidieron no aislarse porque según ellos mismos consideraron, no estuvieron cerca de López en la reunión del Galpón Milagros de Palermo, realizada al aire libre.

Mientras tanto, Macri pasea por España presentando su libro "Primer tiempo", y luego volará a Zurich, donde encabezará una serie de eventos como titular de la Fundación FIFA, el organismo que lidera desde enero de 2020. En concreto, estará por lo menos hasta los últimos días de julio fuera de la Argentina, a donde planea regresar para puntillar el cierre de listas de cara a las legislativas.

Por último, según informó el sitio La Política Online, Mauricio tiene una invitación del exmarido de Awada para recorrer el Medierráneo a bordo de un yate de 40 metros de largo valuado en 54 mil euros. Se trata del conde belga Bruno Laurent Philippe Barbier, ex marido de Juliana Awada (y ex pareja de Viviana Canosa), con quien la ex primera dama tuvo su primera hija, Valentina.