Los petroleros iniciaron una huelga en todo el país desde las 0 de este viernes. Pese a la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, la medida de fuerza se realiza igual y temen que falte combustible en estaciones de servicio.

En la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles (FASiPeGyBio), que conduce el sindicalista Pedro Milla; habían adelantado que no cumplirían con la medida dictada por las autoridades nacionales y que irían al paro de todas maneras, cosa que finalmente ocurrió y por ello se cree que podría verse afectado el abastecimiento de combustible.

La medida de fuerza es por "la falta de acuerdo con las Cámaras de Industria del Petróleo (CIP) sobre el aumento salarial que corresponde a las paritarias de 2019". "Tras cinco meses sin recibir el incremento salarial correspondiente a la inflación, los trabajadores del petróleo tomarán acción directa en todo el país, luego de varios meses de reuniones con el Ministerio de Trabajo y la CIP", señaló el gremio en un comunicado de prensa.

Con el cierre de las refinerías de petróleo de manera indefinida, el abastecimiento de las naftas a nivel nacional correría peligro, según alertan en la Federación.