A dos semanas de la salida de Macri de la Casa Rosada y a pesar de la derrota, nada más y nada menos que Miguel Ángel Pichetto, el dirigente peronista que fuera candidato a vicepresidente de Mauricio y que incluso se paró a su lado en su acto despedida del poder, confesó que la gestión PRO le sacó casi 20 puntos de poder adquisitivo a los jubilados "para ponerle la plata" a la administración de Vidal.

El ex senador nacional sostuvo una tesis cuestionada por los propios datos oficiales: dijo, a la vez, que la fórmula para el cálculo de los haberes impulsada por el macrismo fue positiva para los abuelos a la vez que les hizo perder plata, como exhiben los números oficiales, y que eran falsas las afirmaciones de "la Iglesia y el periodismo" que "dijeron que el gobierno iba por los jubilados".

"Terminó siendo mucho más fuerte esa fórmula que la anterior", sostuvo curiosamente Pichetto. No obstante, lo más polémico -o escandaloso- de sus palabras fue lo que respondió cuando en una entrevista con Iván Schargrodsky para el portal Cenital le recordaron que los jubilados "perdieron 17 puntos en los 4 años" de Cambiemos. 

"Eso fue un empalme, era para ponerle la plata a la provincia de Buenos Aires. Digamos las cosas claras", retrucó el aspirante a vicepresidente elegido por Macri para su fallido segundo mandato. Es decir: reconoció la pérdida de poder adquisitivo de los abuelos en tiempos PRO, pero lo justificó con que fue para darle recursos a Vidal. 

Cuestionado acerca de si "no fue un error darle ese dinero a la provincia de Buenos Aires y sacársela a la seguridad social", Pichetto ensayó sin detalles una vuelta atrás: "Pero no le sacaron nada, los jubilados tuvieron un ajuste fenomenal que este año superó los 50 puntos".

Fuente: Política Argentina