Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago. El ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, es crítico habitual del empleo público, que para él es "exagerado". Sin embargo, que fue lo primero que hizo como flamante titular de la Auditoría General de la Nación (AGN): designó 292 nuevos cargos que irán destinados para ex funcionarios de Cambiemos. Total normalidad. 

"Son las mismas personas que en épocas de gobierno de Juntos por el Cambio ocupaban un cargo y ahora van a tener un lugar donde guarecerse”, ironizó el diputado del Interbloque Unidad Federal, José Luis Ramón.

El texto presentado por la AGN en la previsión de gastos e ingresos del Estado nacional para el año próximo precisa que el presupuesto general del organismo de control es de 4.435.945.273 pesos.

De ese monto, casi el 95 por ciento es destinado a cubrir los gastos del personal permanente: 4.212.147.923 pesos para sueldos. En tanto, al personal temporario le está destinado un concepto menor, 3.878.582.807 pesos.

Pero al mirar la letra chica, “oh sorpresa, nos encontramos con que en el Presupuesto incluyeron 292 nuevos cargos para la AGN, es una barbaridad”, consideró el diputado Ramón. ¿Ñoquis VIP para Pichetto?