El Auditor General de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, tomó distancia de la insólita campaña de un sector del macrismo contra la vacuna rusa, que podría empezar a resolver la difícil situación por el coronavirus. "Estoy dispuesto a darme la vacuna rusa si está aprobada por la ANMAT, no cualquier cosa", concluyó con sensatez el ex senador.

Desde los sectores más talibanes de la oposición están en una campaña contra todo lo que haga el gobierno de Alberto Fernández, incluso si se trata de un acuerdo para vacunar a millones de argentinos y evitar de esa manera contagios y muertes. Por día, en el país mueren entre 200 y 400 personas por el coronavirus. 

En una entrevista radial, Pichetto se refirió a otros temas de la agenda política: "Trataría el proyecto del aborto el año que viene, este año esta casi terminado", afirmó.

Por último, se refirió a un escándalo que lo involucró y que aseguró que había sumado 300 personas a la Auditoría. Pichetto dijo que era "un disparate absoluto". Esta semana se conoció que el ex candidato a vice de Mauricio Macri gana 470 mil pesos por mes.