Al Auditor General de la Nación lo llamaron del canal para consultarlo sobre las definiciones políticas que compartió Cristina Fernández el lunes. Y como lo frenaron cuando destacaba los párrafos en los que estaban de acuerdo, se plantó y hasta se burló de los conductores.

"Está elogiando esta carta", le dijo Pablo de León a Pichetto durante una entrevista. El rionegrino le retrucó: "No, no, no. Yo valorizo la convocatoria a un diálogo de los sectores económicos, políticos, sociales y mediáticos, a ustedes también los comprende porque son reproductores de la opinión pública en la Argentina. En la medida que podamos construir una visión más razonable del país, va a ayudar".

Lejos de querer escuchar la defensa a las reflexiones de Cristina, el periodista insistió con intentar fomentar la grieta. "No voy a entrar en la anécdota, De León, me voy a quedar con el esquema propositivo. Ustedes tienen que volar un poquito más alto, como las águilas, no como los gorriones que se comen los alambrados", les dijo Pichetto.

El dirigente reflexionó: "Yo se que tienen que hacer un programa pero no voy a entrar en este juego. Ustedes me preguntan qué opino del documento, ¿me permiten? si no, no me llamen. No voy a entrar en ese juego". Por eso, siguió con su discurso y rescató que en "el documento hay un nivel de autocrítica y de reconocimiento del fracaso con respecto a la política económica y el dólar". Y sumó: "Dice que hay funcionarios que no están a la altura y que están desempeñándose en el Gobierno y habla de que la Argentina puede salir con una convocatoria".

Frente a la insistencia, Pichetto volvió a rescatar "los tres elementos que me parece que son potentes". Y cerró: "Después está la crítica a los empresarios, yo no la comparto, pero estos tres conceptos son clave en el mensaje y son los que merecen atención porque tiene un contenido propositivo".

Fuente: Diario Registrado, El Destape