La fiscal general ante la Cámara Comercial, Gabriela Boquin, requirió que se investigue el vínculo entre la empresa Correo Argentino SA, del Grupo Macri, y el banco austríaco Meinl Bank, acusado por supuesto de lavado de dinero y maniobras de corrupción, informaron este viernes fuentes judiciales.

La fiscal que intervienen en el concurso de la empresa postal de la familia del expresidente emitió un dictamen de 71 páginas en el que analizó parte del vínculo entre esa firma y el banco con sede en Viena (Austria) y dispuso que se libre un oficio a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional “ante la posible comisión de delitos”.

Del dictamen surge que el banco habría jugado un papel fundamental en el intento del Grupo Macri por evitar la quiebra del Correo Argentino S.A. aceptando propuestas contrarias a los propios intereses de la entidad y de los demás acreedores de la firma.

El crédito verificado del cual sería titular el Meinl Bank constituye el 38 por ciento del pasivo que conforma la categoría de acreedores quirografarios clase C, lo cual lo convierte en el acreedor principal del Correo Argentino S.A., que dice contar con sus avales para el salvataje.

En ese sentido, la fiscal también citó informes Tribunal de Comercio de Viena que dan cuenta de la insolvencia de la entidad bancaria, lo que le impediría a la jueza del concurso del Correo, Marta Cirulli, avalar el apoyo del Meinl Bank a las propuestas de la firma de los Macri.

La fiscal Boquin envió una copia del dictamen que firmó este jueves a la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo antilavado de la Argentina, y otra a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas.

Fuente: Télam