La situación sanitaria en Pinamar, donde gobierna el intendente de Juntos por el Cambio Martín Yesa, dio señales de alarma en los últimos días. A raíz de un aumento de contagios, con 196 casos activos, la ocupación de camas de terapia intensiva llegó a un 90 por ciento.

El Jefe de terapia intensiva del Hospital local, Víctor Rogers, expresó en declaraciones radiales que “es preocupante por la cantidad de casos y por el porcentaje de pacientes moderados severos. Acá en terapia estamos al 90% de terapia con pacientes positivos, en internación un poco menos”,

El municipio de Pinamar se encuentra en fase 4. Sin embargo, desde el gobierno provincial advirtieron que siguen de cerca la evolución y se mostraron preocupados por el incremento de casos, por lo que no se descarta una medida de retroceso de fase con mayores restricciones.  

“Sobre todo, cuando la compara con partidos como La Costa o Villa Gesell. Hasta el momento hemos tenido 118 nuevos casos en la última semana, Estamos mirando con mucha preocupación”, explicó Bianco sobre el distrito de Yeza.

“Este sábado vamos a abalizar el reporte de salud y me voy a poner en contacto con el intendente de Yeza para tomar una decisión”, adelantó. “Son muchas variables para tomar una decisión que no es política es sanitaria”, analizó.

“Como se acerca a la temporada, deberíamos tener una decisión clara de minimizar los contagios para tener la mejor temporada posible. Tenemos que hacer un esfuerzo grande en los destinos turísticos para reducir los casos de coronavirus y lo único efectivo es bajar la circulación”, concluyó el funcionario.