A meses del cambio de gobierno y en el marco de una negociación de la deuda que Mauricio Macri y "el mejor equipo de los últimos 50 años" tomó con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ex viceministro de Hacienda de Cambiemos Sebastián Galiani, señaló: "Si hubiera ganado Macri el riesgo país estaría en 500 puntos y la deuda sería totalmente sostenible. Por supuesto que estaríamos mejor".

La declaración contrasta con el contundente diagnóstico del FMI sobre la situación económica argentina difundido este miércoles, que reconoce que la deuda "es insostenible" e instó a los acreedores privados a aceptar importantes quitas de modo de devolverle sostenibilidad.

"El Fondo juega su juego y en ese juego está más alineado con el Gobierno para que los bonistas privados hagan una quita", agregó Galiani, que en la misma frase insistió en que "aunque hay una situación difícil en lo económico y social no creo que sea un desastre lo que dejó Macri".

En sintonía con la advertencia del ex presidente, quien a meses de comenzar la campaña presidencial, dijo que iba "a hacer lo mismo, pero más rápido", el ex funcionario macrista agregó que “En el gobierno de Macri se necesitaba ajustar más y esperaba que el ajuste continuara en 2020 y 2021".

En otro fragmento, Galiani aseguró que el FMI cambió su punto de vista no por la situación crítica en que quedó el país tras la tercera experiencia neoliberal en la Argentina sino "porque este gobierno plantea que no va a avanzar con el ajuste fiscal que estaba en el acuerdo".

Antes de finalizar, Galiani negó lo imposible y afirmó que "No aumentó en nada la deuda", y remató, "Toda la deuda que se tomó con el FMI se utilizó para pagar deuda".

Se trata del ex funcionario macrista que en diciembre de 2017, en el marco de las Comisiones que se llevaron a cabo en el edificio anexo del Congreso para debatir la reforma previsional que lanzó y votó Cambiemos, esquivó hablar de la reforma jubilatoria, y en su lugar eligió desprestigiar a los gritos al kirchnerismo a los diputados de la oposición. 

"Ustedes han hablado de saqueo. De que saqueo, si el gobierno del presidente Kirchner asumió con 8 puntos de superávit fiscal y dejó el país con 6 puntos de déficit después de haberse consumido toda la infraestructura, haber distorsionado todos los precios y haber saqueado todos los ahorros de los diputados", afirmó a los gritos, en una sesión en la que la tensión se mantuvo en forma constante.