El juez de Lomas de Zamora, Juan Manuel Álvarez Acuña, hizo lugar a un recurso de amparo que presentó el presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, hombre que fue designado por María Eugenia Vidal en la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Mar del Plata, y le ordenó al Ejecutivo provincial aumentarle un 80% el sueldo a los y las magistradas. 

“Se fija como parámetro razonable de comparación las remuneraciones de los Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, con un tope del 80% de dichos salarios federales, la que será efectuada a lo largo de 5 años como máximo, a partir del ejercicio presupuestario 2022”, señala el escrito de Álvarez Acuña.

Además, el portal El Destape agregó que el Juez explicó que la recomposición real anual “deberá de ser de hasta un 10% hasta alcanzar el objetivo señalado”. De esta forma, le ordenó al Poder Ejecutivo provincial a que, “proceda a realizar la recomposición salarial de los Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires, a cuyos efectos deberá incluir las partidas necesarias en el Proyecto de Ley de Presupuesto para el año 2022”.

El recurso de amparo fue presentado por Rodrigo Hernán Cataldo, quien además de presidir el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, y ser Juez de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Mar del Plata, es presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial Mar del Plata. Se trata de un Juez con multicargos.

En el fallo, el juez de primera instancia realizó una comparación que se basó en la escala actual de Magistrados, Jueces y Secretarios de todas las instancias de Provincia y en la escala salarial actual de Magistrados, Jueces y Secretarios de todas las instancias del poder judicial de la  Nación y de la justicia federal.

A través de un trabajo realizado por un perito comparó los sueldos de ambos poderes. Así, un juez de la Corte Suprema de la Nación, en comparación con un juez de la Suprema Corte de Justicia de provincia de Buenos Aires gana $343.098, es decir un 72% más. 

Un Juez de Cámara de Casación versus un juez del Tribunal de Casación Penal bonaerense percibe $293.222, un 90% más. Un Juez de Cámara contra un Juez de la Cámara de Apelación de la Suprema Corte de Justicia recibe $315.290 más, un 113%. Lo mismo ocurre con un magistrado de primera Instancia de nación contra uno bonaerense; la diferencia es de $214.623, 99% más. 

Tras conocerse el fallo, el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires emitió un comunicado en el que señaló que “la trascendencia de esta decisión, alcanzada por el compromiso sostenido de las 19 departamentales y de los más de 7.600 asociadas y asociados, es que constituye un reconocimiento del derecho de las y los bonaerenses a contar con un Poder Judicial jerarquizado y con las condiciones necesarias para garantizar su independencia”