El Gobierno nacional dispuso suspender el ingreso y salida de vuelos desde y hacia Gran Bretaña a partir de hoy "preventivamente", a raíz de la situación epidemiológica que registra ese país, tras declarar la aparición de una nueva cepa de COVID-19. Científicos creen que la nueva versión del virus es "ultracontagiosa", lo que aumentó la preocupación en todo el mundo.

En ese marco, y a partir de las recomendaciones de la cartera de Salud, se decidió permitir solamente el arribo del vuelo previsto para este lunes a las 9 horas al aeropuerto internacional de Ezeiza, en el cual los pasajeros, junto con la tripulación, deberán cumplir una cuarentena de 7 días, una vez que acrediten con los requisitos exigidos para el ingreso al país: un test de PCR con resultado negativo y un seguro COVID.  

En ese sentido, y ante el arribo del único vuelo que llegará proveniente Gran Bretaña, el Ministerio de Salud junto al de Transporte y la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), dependiente del Ministerio del Interior, realizarán un operativo especial en Ezeiza para controlar la llegada de los pasajeros y tripulación, como así también el traslado hacia los sitios en que realizarán el aislamiento.

"En tanto, la DNM notificará fehacientemente a las jurisdicciones en las que pasajeros y tripulantes fijen domicilio en la Declaración Jurada, para controlar el estricto cumplimiento del aislamiento obligatorio", resaltaron desde el Gobierno. Muchos países de todo el mundo tomaron medidas similares contra los vuelos provenientes de Gran Bretaña.