Luego de la denuncia del apoderado del Frente de Todos, la jueza Servini suspendió el pago del bono a desocupados dispuesto por el Ministerio de Producción y Trabajo, ya que la consideró una “maniobra electoralista”.

La resolución de la jueza con competencia electoral acompañó el dictamen del fiscal Jorge Di Lello que había expresado que se tenía que ordenar a la cartera la suspensión de la implementación del subsidio extraordinario a desocupados porque generaba justamente un mensaje electoralista. 

Justo semanas antes de las elecciones presidenciales, la Secretaría de Empleo había dispuesto en la resolución 1177 del último 2 de octubre que se asignara una partida de 650 millones de pesos de las arcas del Estado nacional, para 114.000 beneficiarios, a quienes se les podrían repartir bonos de 5000 pesos.