A diferencia del verano pasado, cuando los CEOs y ex funcionarios macristas cruzaron el charco para llevar a cabo encuentros privados de “rosca de elite” en Punta del Este, esta temporada, por la decisión del presidente Luis Lacalle Pou de cerrar las fronteras de la “Patria Off shore”, la cúpula del PRO debió conformarse con la Costa Atlántica bonaerense como el lugar elegido para tejer los acuerdos internos de cara a un año electoral.  

En ese momento, las principales figuras del gobierno derrotado en las elecciones por el Frente de Todos eligieron las residencias de Punta del Este para realizar una especie de catarsis colectiva e íntima. A lo largo de enero de 2020, se vieron reconocidas caras del PRO, como el ex Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la ex Ministra de Desarrollo, Carolina Stanley y su esposo y ex Jefe de Gabinete de Vidal, Federico Salvai.

Como uno de los sobrevivientes de la paliza electoral en manos del peronismo, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Larreta, puso a disposición su residencia en Punta del Este y fue el anfitrión de las reuniones de rosca, donde comenzó a delinearse la estrategia para diferenciarse del ex presidente, Mauricio Macri.

En esta oportunidad, la decisión de un presidente “PRO Friendly”, que cerró las fronteras de su país por la gran cantidad de casos de coronavirus, la cúpula del PRO suspendió su viaje hacia el otro lado del Río de La Plata y mudó sus encuentros a los distritos de la Costa Atlántica.

Uno de los primeros que desembarcó en la Costa fue Horacio Rodríguez Larreta, que viajó a Pinamar hace unos días con su familia y en esta jornada se conoció que se contagió de coronavirus. Antes, había mantenido una reunión con el intendente local, Martín Yeza y con el jefe de diputados nacionales del PRO, Cristian Ritondo. Debido al contacto, ambos dirigentes deberán permanecer aislados y alertas por posibles síntomas de covid.

De esta forma, el alcalde porteño se verá obligado a suspender su agenda de verano, que incluía una visita a Mar del Plata, con el intendente Guillermo Montenegro, y donde iba a compartir encuentros con Jorge Macri y Patricia Bullrich.

También se supo que la ex gobernadora, María Eugenia Vidal, pasará unos días en la Costa Atlántica junto a su familia, por lo que se espera una serie de encuentros con dirigentes de su espacio en el inicio de un año electoral, donde el macrismo deberá resolver las diferencias sobre el rol de Mauricio Macri y decidir si hay una lista de unidad o si acuden a las PASO.