La inseguridad volvió a golpear en el conurbano bonaerense. En la madrugada del lunes, en el barrio Abadía de Rafael Castillo atacaron un chofer de colectivode la línea 242. A raíz del hecho, sus compañeros de la empresa La Cabaña convocaron a un paro en reclamo de mayor seguridad.

El conductor fue atacado por personas que intentaban robar mientras circulaba por las calles. Como consecuencia, fue herido en el pie en un intento de robo cuando realizaba su recorrido habitual por el municipio y se encuentra fuera de peligro.

La firma es de La Matanza y las líneas afectadas por tiempo indeterminado son la 172, 174, 242, 298 y 624.

El paro sopresivo es una medida que se repite por los colectiveros debido a que ya es habitual que los ataquen en horas de la madrugada para robarles lo que tienen encima y por ese motivo exigen mayor seguridad.