Aunque cueste creerlo Eduardo Feinmann y Jonatan Viale finalmente reconocieron la importancia de la presencia del Estado y hasta reconocieron que "el mercado no te salva".

Para los que creían que de esta saldríamos igual que como entramos ésta es la prueba de que ante la adversidad hasta el mas ateo pide la presencia de un confesor.

Fuente: Diario Registrado