Luego de la abrupta suba del dólar de los últimos días que llegó a superar los $41 llegando a su máximo histórco y a la espera de las medidas que anunciará Mauricio Macri el próximo lunes, las petroleras resolvieron este viernes que aumentarán al menos un 6% los combustibles a partir de este fin de semana para poder encontrar un "precio de equilibrio".

Según revelaron fuentes del sector, el nuevo ajuste de precios en los surtidores se aplicará entre el sábado y el domingo y tendrá un piso de entre 6% y 7%, según el tipo y variante del combustible.

La suba de los impuestos al despacho de naftas que entra en vigencia el primero de septiembre tiene un impacto de 1,5% en la nueva suba. A ese porcentaje, se le agregará un 5% o 6% adicional. "Prudentemente podríamos hablar de un 6% a 7%", dijo un experto a Ambito.com.

La especulación de las petroleras es que el lunes o martes próximo el Poder Ejecutivo anuncie una batería de medidas que llevan paz a los inversores locales y extranjeros. En ese paquete, no descartan que se incluya un congelamiento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC).