Por lejos, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de la Ciudad de Buenos Aires, es el gobernador más rico de la Argentina. Declaró bienes por casi 50 millones de pesos, siete veces más que, por ejemplo, Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires (tiene 7 millones de patrimonio).  

Después de Larreta, viene Mariano Arcioni, de Chubut con 32. El jefe porteño le saca casi 20 millones de pesos. 

La comparación surge de un trabajo de Infobae que pidió declaraciones juradas a todos los gobernadores argentinos. El listado final se armó con los 12 que aceptaron el pedido. El top five los completan debajo de Rodríguez Larreta, Arcioni con $32,2 millones; Schiaretti con $26,5; Jalil con $14 millones y Suárez con $9 millones.

Según declaró (se trata de los bienes blanqueados) Larreta tiene 4 mansiones en Capital y Gran Buenos Aires. Además, la esposa de Larreta, Bárbara Diez, tiene bienes por 14 millones. Entre ambos, llegan a los casi 60 millones de pesos.