En medio del avance mundial del coronavirus, Cancillería Argentina informó su decisión de apartarse de las negociaciones externas del Mercorsur al considerar que la pandemia "generó nuevas condiciones en la escena internacional". La aceleración por parte de bloque de las tratativas hacia acuerdos de libre comercio con Corea del Sur, Singapur, Líbano, Canadá y la India, el motivo de la medida. Juntos por el Cambio expresó su rechazo y el canciller Felipe Solá los trató de "irresponsables".

La decisión fue comunicada este viernes por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, en la reunión que se llevó a cabo por videoconferencia entre los representantes del bloque de los distintos países. 

En su discurso Neme, destacó que la decisión adoptada por el Ejecutivo argentino "no es simple", pero remarcó que "no quiere ser un obstáculo para otras naciones".  "La República Argentina señaló que la integración no es sólo un mandato de la geografía y de la historia sino parte de nuestro presente y de nuestro futuro”, enfatizó el funcionario.

En ese sentido, detalló: “Allí sostuvo que la integración regional es una forma de afrontar la pandemia global y sus consecuencias económicas y sociales. Es imperiosa en un mundo en el que los organismos internacionales predicen la caída del PIB en los países de mayor desarrollo, una disminución brusca del comercio global de hasta 32% y un impacto imprevisible en la sociedad”.

Neme también indicó que en “su política interna, Argentina se previene de los efectos de la pandemia mientras protege las empresas, el empleo y la situación de las familias más humildes”. Según el comunicado, “lo hace, a diferencia de las posiciones de algunos socios, que plantean una aceleración de las tratativas hacia acuerdos de libre comercio con Corea del Sur, Singapur, Líbano, Canadá y la India, entre otros”.

“Argentina dejó en claro que la incertidumbre internacional y la propia situación de nuestra economía aconsejan detener la marcha de esas negociaciones”, agregó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales.

Sin embargo, afirmó ante sus socios que en este escenario, Argentina seguirá acompañando la marcha de los acuerdos del Mercosur con la Unión Europea y la EFTA (European Free Trade Agreement), “sin entrar en debates por ahora estériles”.

“Esta posición, transmitida a los socios del Mercosur, no surge de un capricho sino de una visión sobre el modo de fortalecer las relaciones con las naciones del bloque regional: la hermandad no sólo es noble sino potente, y se funda en la reconstrucción del tejido social y productivo de nuestros países”, concluyó.

Felipe Solá on Twitter

Fuente: El País Digital